Exoficial de inteligencia estadounidense en Irán acusada de espía

0
91

Una exespecialista en contrainteligencia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que desertó a Irán, a pesar de las advertencias del FBI, ha sido acusada de revelar información clasificada al gobierno de Teherán, incluido el nombre de clave y la misión secreta de un programa del Pentágono, dijeron el miércoles los fiscales.

El Departamento de Justicia también acusó a Monica Elfriede Witt, de 39 años, de traicionar a excolegas de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos al proporcionar detalles sobre sus vidas personales y profesionales a Irán. Cuatro hackers vinculados al gobierno iraní, acusados con los mismos cargos, utilizaron esa información para atacar a los trabajadores de inteligencia en línea, indicaron los fiscales.

Witt había estado en el radar del FBI al menos un año antes de que desertara, después de que asistiera a una conferencia iraní y apareciera en videos antiamericanos. Se le advirtió sobre sus actividades, pero aseguró a los agentes que no proporcionaría información sensible sobre su trabajo si regresaba a Irán, dicen los fiscales. Ella no fue arrestada en ese momento.

“Una vez poseedora de información de máxima seguridad, Monica Witt buscó activamente oportunidades para socavar a EE.UU. y apoyar al gobierno de Irán, un país que representa una seria amenaza para nuestra seguridad nacional”, indicó el subdirector ejecutivo del FBI, Jay Tabb, el principal funcionario de seguridad nacional del buró.

Tabb dijo que “ella proporcionó información que podría causar graves daños a la seguridad nacional”, aunque él no proporcionó detalles.

Witt sigue en libertad en Irán, al igual que los cuatro piratas informáticos, que según los fiscales actuaban en nombre del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica vinculado al gobierno. Ese grupo, una rama de las fuerzas armadas de Irán, ha sido designado por el gobierno estadounidense como partidario del terrorismo.

La acusación se desveló la misma semana en que Irán celebró el aniversario 40 de su Revolución Islámica y cuando el país denunció una conferencia de seguridad de Medio Oriente organizada conjuntamente por EE.UU. y Polonia.

Witt, nativa de Texas, sirvió en la Fuerza Aérea entre 1997 y 2008, donde recibió capacitación en el idioma farsi y se desplegó en el extranjero en misiones de contrainteligencia clasificadas, incluso en el Medio Oriente. Luego encontró trabajo como contratista del Departamento de Defensa.

Ella desertó a Irán en 2013 después de ser invitada a dos conferencias con todos los gastos pagados en el país que, según el Departamento de Justicia, promovieron la propaganda anti-occidental y condenaron las normas morales estadounidenses. Ella era una contratista del Departamento de Defensa en ese momento.

El Departamento del Tesoro sancionó el miércoles a la Organización New Horizon, que patrocinó las conferencias a las que Witt asistió y organiza eventos que, según los funcionarios estadounidenses, promueven la negación del Holocausto, las teorías de conspiración y sirven como plataforma para el reclutamiento de inteligencia iraní.

Witt viajó por primera vez a una conferencia de “hollywoodismo” en 2012, cuando apareció en videos de la televisión iraní en los que se identificó como una exmiembro del servicio de Estados Unidos, con opiniones hostiles hacia el país norteamericano. Los agentes del FBI le advirtieron que era un posible objetivo de reclutamiento.

“Ella optó por no prestar atención a nuestra advertencia de que viajar a Irán podría potencialmente hacerla susceptible de ser reclutada”, aseguró Tabb. “Ella continuó viajando”.

Witt asistió a la misma conferencia el año siguiente y fue contratada por una persona anónima que profesó vínculos con funcionarios iraníes de alto nivel para ayudar en la filmación de un comercial de propaganda antiestadounidense.

Después de recibir vivienda y el equipo informático gratuitos, fue a trabajar para los iraníes, proporcionó información sobre un programa clasificado del Departamento de Defensa y se unió a la investigación de “paquetes específicos” que realizó sobre la vida familiar, los lugares y las misiones de sus colegas, dijo la acusación.

Los piratas informáticos acusados, contactaron a los ex colegas de Witt a través de cuentas piratas de Facebook y correo electrónico. El objetivo era inducir a las personas a hacer clic en enlaces y archivos adjuntos que contienen software malicioso que, de ser abierto, podrían comprometer su computadora y sus redes.

La acusación incluye fragmentos de diálogo entre Witt y la persona que la contrató, identificada solo como individuo A.

“Nuestros profesionales de inteligencia hacen un juramento para proteger a nuestro país y confiamos en que cumplan con su juramento. Con buenas razones ”, expresó el fiscal general adjunto John Demers, jefe de la división de seguridad nacional del Departamento de Justicia. “Cada cierto momento, una de estas personas de confianza nos falla”.

Funcionarios no explicaron por qué se presentó la acusación, seis años después de su detección, excepto para decir que tuvieron que pasar la inteligencia clasificada a un formato no clasificado para ser utilizado en un caso penal.

Los funcionarios del Departamento de Justicia no dijeron si la acusación de Witt estaba relacionada con una presentadora de televisión iraní nacida en EE.UU. que fue liberada recientemente después de haber sido detenida por el FBI como testigo material en un caso no revelado.

Marzieh Hashemi trabaja para el servicio en el idioma inglés de la red Press TV. Ella no ha sido acusada de ningún delito.

La ley federal permite que los jueces ordenen que se detenga a los testigos si el gobierno puede probar que su testimonio tiene un valor extraordinario para un caso penal y que serían un riesgo de fuga, y es poco probable que respondan a una citación. El estatuto generalmente requiere que los testigos sean liberados una vez que son depuestos.

Anuncios

Deja un comentario