Comisionado de la Confederación de Béisbol del Caribe: Mezclar la política con el deporte no es bueno

0
70

El dominicano quien lleva 28 años como presidente del organismo de la pelota del Caribe, indicó que los asuntos políticos no deben incidir en le deportes. Agregó que el presidente de la LVBP “es un presidente renunciante que hizo grandes esfuerzos para levantar la decisión”, refiriéndose a la ordenanza emitida por la Major Legue Béisbol que prohíbe provisionalmente que jugadores y afiliados dependientes de esta organización estadounidense puedan participar o jugar en la temporada 2019-2020.

“Yo creo que el interés de la directiva es hacer los esfuerzos, estar al alcance para que el bésibol profesionales no recese, han estado muy preocupados sin excepción”.

Tras la reunión sostenida entre los homólogos este jueves en Santo Domingo, Puello expresó que la separación del cargo de Ávila fue por motivos netamente personales. Explicó que hasta este viernes no ha recibido ninguna respuesta tras la apelación que hizo la directiva venezolana ante la MLB para flexibilizar la decisión sobre el caso.

“Hasta ahora no he recibido nada de la apelación, que oficialmente se debe comunicar a la Confederación del Caribe”

Resaltó que Ávila en todo momento mantuvo la idea de que se celebre el campeonato, lamentó “mucho” la salida de su par que durante 31 años se ha dedicado a esta disciplina deportiva, y más por el esfuerzo que hizo para montar el torneo, “da mucha pena y hay que reconocerle”.

El titular de la CBPC también explicó que la medida hacia Venezuela no crea precedente en el resto de las ligas ya que considera el caso como “excepcional”. Resaltó que aun con lo ocurrido Venezuela no está afuera del acuerdo con las Grandes Ligas, sino que para el momento posee una condición suspensiva de la ordenanza, es decir, siguen siendo miembros de la Conferencia.

En cuanto a la realización del torneo aseguró que a la pelota criolla le esperan nuevos retos, que van dirigidos a tratar por todos los medios de que los jugadores venezolanos puedan jugar.

“Para esos fines vean a tener el apoyo del caribe, y con mucha responsabilidad tratar de menguar los efectos de la no celebración de un torneo en Venezuela. A nosotros nos ha preocupado sobre manera que no se celebre ese torneo”.

Espera que el béisbol se pueda disfrutar con la calidad que se está acostumbrado. Por otra parte, señaló que el resto de las ligas del Caribe son asociaciones civiles y que el patrocinio son empresas privadas, quizás en una que otra haya una promoción institucional del gobierno, pero más de un 90 por ciento proviene de la empresa privada.

Anuncios

Deja un comentario